Noticia originalmente publicada en Heraldo de Aragón el 4 de Abril de 2019. Enlace a la publicación original.

El Planetario de Aragón se convertirá el próximo domingo en el centro de operaciones de una de las últimas fases del concurso Cansat 2019. El campeonato, organizado por Fundación Ibercivis, permite que los estudiantes conozcan de primera mano los procesos de estudio, diseño y fabricación de un CanSat bajo la supervisión y apoyo de la Agencia Espacial Europea (ESA).

En esta fase del concurso participan casi 60 estudiantes de secundaria de toda España que durante varios meses han estado trabajando en sus Cansats. A Huesca se desplazan siete equipos: la Escuela Pia de Igualada, IES Rafael Frühbeck de Burgos en Madrid, la Academia de Inventores de Zaragoza, Benjamín Jarnes de Zaragoza, IES Viera y Clavijo de Canarias y el IES Jesús María San Andreu de Barcelona.

La jornada comenzará a las 11.30 con la bienvenida a los participantes. Los equipos trabajarán en sus respectivos proyectos durante toda la mañana y a las 14.00 comenzarán los lanzamientos. Posteriormente, los diferentes equipos presentarán su misión y los resultados obtenidos, y se concluirá con el anuncio del fallo del jurado. Los ganadores podrán participar en la final nacional que tendrá lugar en mayo en Zaragoza. El premio de la fase final del concurso será precisamente una plaza en la final europea junto a los ganadores de los concursos nacionales de distintos países.

El concurso CanSat se organiza gracias a una gran comunidad de aficionados zaragozanos a la astronáutica y cuenta también con el soporte diversas entidades, como la Fundación Ibercivis, ZGZ Makerspace, LeemUZ, Etopia, Laboratorios Cesar, BIFI, Universidad de Zaragoza, Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento, ESEROS, GMV Spain, gaZ, CosmicResearch, CENAD de San Gregorio y la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología.

La organización de este concurso la integran personas de diversas asociaciones y entidades con un nexo en común que es la pasión por la tecnología y el desarrollo.