El viernes 8 de febrero tendrá lugar en Barcelona la quinta y última reunión para el fortalecimiento de la ciencia ciudadana en España, con el fin de abordar la relación entre la ciencia y el conjunto de la sociedad, junto a las implicaciones de la investigación científica en nuestras calles, barrios, pueblos y ciudades.

A lo largo de 2018 y 2019 más de doscientas personas expertas en ciencia ciudadana -responsables de proyectos, participantes, gestores, comunicadores, educadores – se han reunido para debatir sobre el estado de la ciencia ciudadana en España, y han planteado las necesidades que tiene esta metodología científica, en general y en diversas áreas de investigación en particular .

La de Barcelona será la quinta reunión, organizada por Fundación Ibercivis y la Fundación para la Ciencia y la Tecnología (FECYT). Esta reunión se enmarca dentro de la Bienal Ciudad y Ciencia que se celebra del 7 al 11 de febrero. Se trata de un encuentro entre académicos, investigadores, educadores y científicos – profesionales o no – que a través de más de 60 actividades acercará la ciencia a todo el conjunto de los ciudadanos e intentará analizar la relación entre ciencia y transformación social. Como se dice en su web, la Biennal Ciutat i Ciència implica una mirada amplia sobre el conocimiento científico y la implicación ciudadana.

En la reunión del 8 de febrero se realizará una recapitulación de las reuniones anteriores, con vistas a la mayor concreción posible de los aspectos acordados.

De manera coherente con el desarrollo de una cultura más participativa, la ciencia ciudadana va ocupando un lugar cada vez más relevante en las políticas científicas de ciudades, regiones o países dentro de la Unión Europea, desde donde se pone énfasis en la participación de los ciudadanos en el diseño y ejecución de la ciencia que se realizará en los próximos años. La ciencia ciudadana es una herramienta clave para llevar a cabo investigación de calidad que favorezca el avance científico y dé soluciones a problemas del día a día.

Sevilla, Cuenca, Zaragoza y Madrid han sido las ciudades sede de las otras reuniones, donde se ha tratado la relación entre la participación de los ciudadanos en la producción de ciencia de calidad y áreas como la biodiversidad, el medio ambiente, la preservación del patrimonio, la astronomía, el mundo maker y la comunicación. En estas áreas de conocimiento es donde la ciencia ciudadana viene aportando valor, localizando problemas, diseñando experimentos, recogiendo evidencias o planteando soluciones que favorecen el avance científico, no solo dentro sino también fuera de las instituciones académicas.

El objetivo de estas reuniones ha sido evaluar la situación de las principales áreas de conocimiento en las que la ciencia ciudadana tiene un papel destacado, y con las conclusiones extraídas proponer acciones concretas que potencien las capacidades científicas de toda persona, tanto para su propio beneficio como para el avance de la ciencia y el aumento de las mejoras sociales.

Esta sección se realiza en colaboración con el Observatorio de la Ciencia Ciudadana en España, coordinado por la Fundación Ibercivis. Ir al suplemento Tercer Milenio.

Ver el artículo de Tercer Milenio